Nos encontramos en Barcelona con este joven venezolano, que emana sencillez y simpatía a partes iguales cuando nos habla, con un aire bohemio y discreto, camina por las calles de esta ciudad con su herramienta de trabajo a cuestas: un “cuatro” venezolano; un instrumento musical derivado de la guitarra y que se asemeja más a un “ukulele” que, a otra cosa, pero que se diferencia de este último, en la manera de interpretarlo, o “tocarlo” como se dice en el argot musical.
El cuatro como su nombre indica, tiene cuatro cuerdas, y es un instrumento típico de los llanos de Venezuela y Colombia, con el que se interpretan temas folclóricos y canciones “llaneras”, pero con el que, sin embargo, este joven y talentoso músico, compone e interpreta géneros que van desde la salsa hasta el rock, de una manera original y con su muy particular estilo.
José Antonio Murguey, nació en Porlamar, en la isla de Margarita perteneciente al estado Nueva Esparta de Venezuela, allí desde pequeño inició clases de música y canto en la coral Pablo Parley, así como en la sinfónica infantil de Nueva Esparta, y en la Sinfónica Profesional del Estado, y en cada una de ellas destacó por si talento para la interpretación y el canto, convirtiéndose con el paso de los años en un virtuoso del cuatro, llegando a ser concertista y solista de este instrumento musical, que le ha permitido desarrollar su propio estilo e iniciar con el tiempo su carrera como compositor, cantante y cuatrista consagrado.
A Murguey, la música le ha abierto muchas puertas según sus propias palabras, en un principio en su propia tierra Venezuela, en donde ha llegado a presentarse junto a estrellas consagradas en el ámbito nacional, así como con artistas que han tenido mucha más proyección internacional y quienes han hecho que el “cache” de este joven músico suba y se posicione como un artista de exportación.
En este sentido a Murguey, esas cuatro cuerdas y esa capacidad interpretativa le han llevado a recorrer largos caminos por la senda de la música, partiendo desde caracas en la capital de Venezuela, cuando se presentaba junto a la agrupación Guataca, hasta Francia, Santa Lucia o Martinica, lugares a los que ha llevado el sonido del cuatro venezolano, sus letras inspiradas con cada vivencia y ese estilo único que lo hacen inconfundible en cada escenario. Actualmente ha recalado en Barcelona y en tan solo unos meses ha podido presentarse en varios escenarios locales tan importantes como la catedral de la Sagrada Familia, en donde han resonado los acordes de este instrumento que fascina tanto a oídos inexpertos como a músicos consagrados.
Actualmente José Murguey, promociona su álbum titulado “Murguey” compuesto por 11 temas de su autoría y entre los que destacan, Un Dos Tres, Llegas en septiembre, y su tema estrella dedicado a su esposa y que acompaña con el videoclip de su boda “Par de Abuelos”, los cuales podemos escuchar y compartir en las plataformas de Spotify y Youtube.
Cuando le preguntamos cuál es su meta a corto plazo, nos comenta que está trabajando en colaboraciones con artistas locales para seguir creando y desarrollando su carrera en Barcelona, así que nos despedimos de este bohemio y genial músico con ganas de seguir escuchando más acerca de su trabajo y su talento, y con la certeza de que esas cuatro cuerdas van a dar mucho de qué hablar por estos escenarios.

TEXTO: CARLOS ALVARADO BITTER
– @ALVARADOBITTER / CABAJEEP70@HOTMAIL.COM

FOTOS: JOSE MURGUEY
-@MURGUEY / MURGUEY@HOTMAIL.COM

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí